Colectivos en exclusión social/

E. I. TRES DOS UNO INSERCION, S. L.

Las Empresas de inserción tenemos la misión de posibilitar el acceso al empleo normalizado de colectivos en situación de exclusión social, tras un período de acompañamiento y formación y a través del desempeño en el puesto de trabajo en una estructura empresarial.

Con carácter general, las empresas de inserción podrán contratar a las personas en situación de exclusión social desempleadas e inscritas en los Servicios Sociales de Empleo, en el caso de Aragón el INAEM, que tengan especiales dificultades para su integración en el mercado de trabajo y que estén recogidos en alguno de los colectivos que desarrolla el Art. 2 del Decreto 128/2009 del Gobierno de Aragón.

  1. Perceptores del Ingreso Aragonés de Inserción, así como los miembros de la unidad de convivencia beneficiarios de ellas.
  2. Personas que no puedan acceder a la prestación a la que se hace referencia en la letra anterior, por alguna de las siguientes causas: — Falta del período exigido de residencia o empadronamiento, o para la constitución de la Unidad Perceptora. — Haber agotado el período máximo de percepción legalmente establecido.
  3. Jóvenes mayores de dieciséis años y menores de treinta que hayan recibido o estén recibiendo medidas e instrumentos de protección de acuerdo con el artículo 46 de la Ley 12/2001, de 2 de julio, de la infancia y la adolescencia en Aragón.
  4. Personas con problemas de drogodependencia u otros trastornos adictivos que se encuentren en proceso de rehabilitación o reinserción social.
  5. Internos de centros penitenciarios cuya situación penitenciaria les permita acceder a un empleo y cuya relación laboral no esté incluida en el ámbito de aplicación de la relación laboral especial regulada en el artículo 1 del Real Decreto 782/2001, de 6 de julio, así como liberados condicionales y ex reclusos.
  6. Menores internos incluidos en el ámbito de aplicación de la Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, cuya situación les permita acceder a un empleo y cuya relación laboral no esté incluida en el ámbito de aplicación de la relación laboral especial a que se refiere el artículo 53.4 del Reglamento de la citada Ley, aprobado por el Real Decreto 1774/2004, de 30 de julio, así como los que se encuentran en situación de libertad vigilada y los ex internos.
  7. Personas procedentes de servicios de alojamiento permanente o temporal autorizados por las Administraciones Públicas competentes.
  8. Personas procedentes de servicios para el apoyo de la inclusión social del sistema de servicios sociales de responsabilidad pública o aquellos autorizados por la normativa vigente.

La situación de exclusión social de las personas pertenecientes a estos colectivos debe ser acreditada por los correspondientes Servicios Sociales Públicos competentes.